cropped-logo-jenny-2-1 png

¿ESTUDIAR EN VERANO?

youth-student-and-tutoring-education-with-technolo-2022-05-17-21-01-06-utc jpg

Estudiar en Verano: Un Reto con Grandes Recompensas

El verano suele ser sinónimo de descanso, sol, playa y desconexión. Pero, para muchos, también es una época del año que ofrece la oportunidad de adelantar estudios, recuperar asignaturas o simplemente profundizar en algún tema de interés. Aunque estudiar en verano puede parecer un desafío, los beneficios que se obtienen al aprovechar este tiempo pueden ser invaluables.

¿Por qué estudiar en verano?

  1. Menos distracciones: Durante el verano, muchas de las actividades regulares, como las clases o el trabajo a tiempo parcial, suelen detenerse o reducirse. Esto puede brindar un ambiente más tranquilo y con menos distracciones, ideal para el estudio.

  2. Tiempo adicional: Tener dos o tres meses de verano puede permitir profundizar en temas que durante el curso regular se tratan con prisa o no se abordan con la profundidad deseada.

  3. Preparación para el próximo ciclo: Estudiar durante el verano puede dar una ventaja competitiva al comenzar el siguiente año académico. Tendrás una base más sólida y estarás más preparado para enfrentar nuevos desafíos.

Consejos para estudiar en verano
 
  1. Establece un horario: Aunque es verano, mantener una rutina puede ayudar a ser productivo. Dedica ciertas horas del día al estudio y respétalas.

  2. Busca un lugar adecuado: Encuentra un lugar tranquilo, fresco y bien iluminado para estudiar. Si es posible, cambia de ambiente de vez en cuando; puede ser refrescante y estimulante.

  3. Descansa y toma pausas: Aprovecha las tardes calurosas para descansar, tomar una siesta o simplemente relajarte. El cerebro también necesita tiempo para asimilar la información.

  4. Mantente hidratado y alimentado: En los meses de calor es fundamental mantenerse hidratado. Ten siempre agua cerca y opta por snacks saludables que te brinden energía.

  5. Combina el estudio con actividades recreativas: Después de una sesión de estudio, prémiate con un chapuzón en la piscina, una caminata al atardecer o cualquier actividad que te guste. Esto te mantendrá motivado y equilibrado.

  6. Usa herramientas online: Hay muchas plataformas educativas que ofrecen cursos de verano, talleres o seminarios. Puede ser una buena forma de aprender algo nuevo y de manera interactiva.

Estudiar en verano puede ser un reto, pero con organización y motivación, es una excelente oportunidad para crecer académica y personalmente. Al final del verano, no solo habrás ganado conocimiento, sino también la satisfacción de haber aprovechado al máximo tu tiempo. ¡Adelante!

Otros post

Ponte en contacto